COMUNIONES EN TIEMPO DE COVID

vestido de comunion el osito de claudia

Muchas cosas han pasado en este largo año y medio (mas o menos) que ha pasado de COVID, pero lo que no ha cambiado son las ganas de nuestr@s chic@s de disfrutar de su Primera Comunión. Ser los protagonistas de ese día tan emocionante como hermoso, lucir el vestido o traje de comunión, emocionarse, reencontrarse en la medida de lo posible con la familia en un banquete… en definitiva volver a sentirnos vivos y, en el caso de nuestros protagonistas, tener ese día tan especial que se merecen.

Pero… ¿ Qué ha cambiado en las comuniones en esta “nueva normalidad” ? Vamos a verlo desde el punto de vista de quienes han tomado su Primera Comunión este año y desde el punto de vista de una tienda de ropa infantil en Valencia, El osito de Claudia, especializada en vestidos y trajes de comunión.

MUCHOS CAMBIOS, PERO SE HAN CELEBRADO QUE ES LO IMPORTANTE.

Tras la incertidumbre de si se acabarían celebrando las comuniones o no, llegó la hora de organizar rápidamente ese día tan especial; el salón, la parroquia, el convite… nadie sabía si se aplazarían otro año o se podrían celebrar con restricciones, como así ha sido en la mayoría de casos. Hasta última hora no se supo si celebrarlo ni en qué condiciones pero, como decimos, al final con sus mascarillas y geles sí se celebraron.

Con motivo de las restricciones, las parroquias hicieron la misa con la mitad de los niños que habitualmente la toman juntos, para poder asegurar la distancia de seguridad y el aforo reducido que marcaban las normas.

Los restaurantes pudieron confirmar a última hora que podían abrir para esa celebración tan especial, pero siempre respetando un aforo que obligó a las familias a restringir mucho los invitados que, en otra ocasión, abrían sido muchos más.

Los vestidos y trajes llegaron aprisa y corriendo, pero eso lo veremos después.

Y los detalles se tuvieron que resolver a última hora.

Pero el gran día llegó para casi todos nuestros pequeños protagonistas y , con sus restricciones, resultó todo un éxito. La misa fue más íntima, con menos niños y niñas pero igual de bonita y emotiva. El banquete, con un 40% de aforo, se celebró con la familia y unos pocos afortunados allegados que pudieron completar el número máximo permitido, y el día llegó antes a su fin por las restricciones horarias.

Pero se celebró, y con todo ello, fue un día muy especial para las familias que es lo más importante.

vestidos de comunion especiales

LOS VESTIDOS Y TRAJES DE COMUNIÓN, TODA UNA ODISEA

Pero detrás de bambalinas hubo un trabajo frenético y muy bien organizado para que todo saliera como lo esperado. Los salones tuvieron confirmación tarde de cuántos podían estar presentes, los detallitos se compraron en la cantidad necesaria deprisa y corriendo y las tiendas y proveedores de los trajes y vestidos de comunión trabajaron día y noche para que todo fuera un éxito.

Durante el gran día, una de las mayores atracciones de la comunión fueron el traje o vestido, y donde los invitados pudieron ver a nuestr@s chic@s como auténtic@s príncipes y princesas, detrás hubo un trabajo tremendo de niños, papis y tiendas.

Muchas pruebas de última hora, retoques, llamadas, pedidos… todo rápido y coordinado para que saliera bien. ¿ La clave? Confiar en la tienda donde compras el vestido o traje para garantizar que todo salgo como lo esperado.

En el osito de Claudia, en Valencia, especialistas en vestidos y trajes de comunión, nos dan algunas claves: encargar tu vestido o traje a una tienda de confianza, donde sepas que el trato es 100% personalizado, donde se preocupen por ti y porque todo salga bien. Otra de las claves es que en el precio te incluyan todos los arreglos necesarios para poder despreocuparte de sobrecostes y tener garantizado que llegado el día el vestido o traje esté perfecto para lucirlo.

Para ello las tiendas tienen que trabajar con proveedores fuertes, de primera calidad y nacionales, que garanticen que las prendas llegan en tiempo y forma como lo esperado, sin sustos. Porque bastante tienen los papas y mamas como para preocuparse de que lleguen en el momento sin ningún inconveniente.

Y ahora… esperemos que en el 2021 se puedan disfrutar de unas comuniones como antes, sin esa “nueva normalidad” y con la normalidad de siempre.

vestidos de comunion clasicos el osito de claudia

El Osito de Claudia

Teléfono 635 56 45 83